Usted esta en: Inicio Sermones No Somos del Mundo

Jueves, 30. Octubre 2014

No Somos del Mundo Imprimir E-mail
Escrito por José Donaldo Sánchez   
Lunes, 17 de Agosto de 2009 13:30

Texto. Juan 15:18-19  Si el mundo os aborrece,  sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo,  el mundo amaría lo suyo;  pero porque no sois del mundo,  antes yo os elegí del mundo,  por eso el mundo os aborrece.

Introducción. En el capitulo 15 de Juan, Jesús ha estado hablando que debemos amarnos los unos a los otros; al mismo tiempo nos dice que el mundo nos aborrecerá. El esta diciendo que debemos amar pero que no esperemos que nos amen por que el mundo nos aborrecerá. La razón es por que no somos del mundo.   Pero ¿Qué es el mundo?
El mundo es un sistema gobernado por el pecado y la muerte y como príncipe  el diablo. Veamos ahora por que no somos del mundo.

1) Jesús nos saco del mundo.
Nosotros estábamos en el mundo perdido y sin esperanza, pero Jesús vino a buscar y salvar lo que se había perdido, nosotros estábamos esclavizados a este sistema de pecado pero Jesús es nuestro libertador, el mundo nos amaba y no anhelaba, pero Jesús nos amo verdaderamente. Por que de tal manera amo Dios al mundo que dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en crea no se pierda sino que tenga vida eterna, Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo,  sino para que el mundo sea salvo por él. Juan 3:16-17. Cristo es el salvador, el nos ha elegido de entre el mundo y nos ha trasladado a otro reino. Al reino celestial.
 
2) el mundo nos odia.
No crea que la gente se va a alegrar por que seamos cristianos, se van a oponer a nuestra fe, no crea que nos papacharan, noooooo  por que saben que seremos diferentes a ellos y les diremos lo malo en sus vidas. Ellos se burlaran de nosotros y nos tendrán poca o ninguna estima. Sino estamos siendo aborrecidos por la gente es por que los dejamos en su mentira, no estamos para quedar bien con la gente, estamos para declararles la verdad con amor pero aun así la gente le aborrecerá.  Ellos dirán no se meta en mi vida odiándole o aborreciéndole.
Los cristianos debemos padecer mucho por que hemos sido llamados a declararle  la guerra al demonio, arruinando con la verdad y solidez del evangelio el  paganismo, y combatiendo todas las pasiones de los hombres. El mundo aborrece todo lo que le es opuesto; el mundo soberbio aborrece a los discípulos del Señor, que son humildes, y que predican la necesidad de la humildad. El mundo que ama las riquezas, aborrece a los que aman la cruz, y enseñan los valores eternos. No importa que el mundo nos aborrezca si tenemos todo el amor de Jesús, lo triste es tener el amor del mundo y el juicio de Dios.  

3) No somos del mundo somos la luz del mundo
No somos del mundo pero estamos en el mundo con un fin, el fin es ser la luz del mundo. Estamos aquí para predicar el evangelio, las buenas noticias de que Jesús es la esperanza de gloria. Estamos aquí para combatir las tinieblas no para andar en tinieblas sino para traer luz, la luz radiante de Jesucristo.
Estamos aquí para amar a Dios y a la gente.
Estamos aquí para prepararnos para la eternidad
Estamos aquí para ser testigos de Jesucristo

Conclusión

Dios hizo el mundo y lo hizo bueno, el hombre lo pervirtió por el pecado y quedo sometido al mal y a las fuerzas rebeldes. De este mundo es que cristo es el salvador. El nos ha elegido de entre el mundo por lo tanto no esperemos que el mundo nos trate bien por que nos convertimos en enemigos de el. Pero lo más importante es que tenemos el amor de Jesús.

Hermanos la iglesia se ha mundanizado. Hay mucho mundo en la iglesia, la iglesia se hecho amiga del mundo. Pero Jesús dice que a la verdadera iglesia, el mundo la aborrecerá. No somos de este mundo y debemos de vivir como tal, no permitiendo las obras de las tinieblas en nuestra vida, como ser la rebeldía, la mentira, la pornografía, la borrachera, la idolatría, las palabrotas, el baile sensual y la glotonería. Ni tampoco dejándonos arrastrar por la mentira de las cosas terrenales, más bien busca el reino de Dios y su justicia por que no somos de este mundo sino del reino celestial. Hoy reafirmaremos que no somos del mundo.

Hermanos; no somos del mundo, no somos del mundo, no somos del mundo.
Hermanos; somos la luz del mundo, somos la luz del mundo, somos la luz del mundo
Hermanos; somos cristianos, somos cristianos, somos cristianos.

Que Dios le bendiga en su esfuerzo de ser diferente de los mundanos no solo en el local de la iglesia sino también  dondequiera que este. Atrévase a ser diferente.

Comentarios
Buscar
francisco   |189.133.175.xxx |2010-03-04 08:08:45
estoy buscando la cita donde dice que estamos en el mundo pero no somos del mundo
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."