Usted esta en: Inicio Sermones Amándonos Fraternalmente

Jueves, 24. Abril 2014

Amándonos Fraternalmente Imprimir E-mail
Escrito por José Donaldo Sánchez   
Jueves, 15 de Diciembre de 2011 07:25

Serie: Como mantener mi relación con Dios


Texto Base

7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. 11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. 12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros. 13 En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu. 14 Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. 15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. 16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. 17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. 20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 21 Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano. 1Jn 4:7-21 RV1960


Introducción

Juan una y otra ves nos pide que nos amemos unos a otros, repite y repite ¿porque tanto la insistencia, porque se repite el mismo mensaje una y otra ves en la carta? Porque si no nos amamos unos a otros todo es paja, porque si no nos amamos unos a otros es una señal clara de que estamos alejados de Dios y que ni tan siquiera lo conocemos y tampoco entendemos en que consiste el amor, porque el amor es lo que importa, porque si no hay amor no hay vida sino muerte. Así que Dios me ama yo debo amarlo y si amo a los hermanos los hermanos deben amarme y si mis hermanos me aman yo también tengo la responsabilidad de amarlos. No quiere decir que si mis hermanos no me aman entonces yo los voy a odiar o aborrecer, no, por ningún punto, lo que Dios quiere es que nos amemos mutuamente. Así que aprendamos como amarnos mutuamente. Este es el proceso

 

Dios Tiene que Cambiar tu Naturaleza.

7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

el hombre natural no puede amar. Si, porque para amar hay que estar conectados con la fuente de amor así como la bombilla que para emanar luz tiene que estar conectada a la fuente de energía eléctrica. No puede amar porque el amor no es propio del hombre, el amor es de Dios y solo reconciliado con Dios puede manifestar amor.

el hombre natural es egoísta. El egoísmo inhabilita al hombre para compartir, el egoísmo no puede expresar la palabra NOSOTROS sino que todo gira alrededor de YO. Este pasaje usa palabras como NOSOTROS, UNOS A OTROS, NUESTRO, solo en este pasaje se repite 14 veces la Palabra NOSOTROS y esta palabra para el egoísta es una ofensa, es un insulto. Por esto el hombre natural esta incapacitado para amar por lo tanto necesita un cambio de esa naturaleza maligna o diabólica y ese cambio de naturaleza solo Dios lo puede hacer.

El corazón necesita ser regenerado. La regeneración es lo que llamamos nuevo nacimiento y se define como un cambio en la naturaleza moral que el Espíritu Santo realiza en el hombre cuando este, habiendo oído y creído la palabra de Dios, recibe a Jesucristo como Salvador. La persona pasa del dominio del pecado al dominio del Espíritu, e inicia el crecimiento y el progreso espirituales cuya meta es la perfección, el llegar a ser semejante a Cristo. El hombre estaba muerto en el pecado pero ha nacido y vive por la acción del Espíritu Santo. La regeneración es el inicio pero no acaba allí el problema del pecado, se necesita quitar la raíz de lo pecados y por eso

El corazón necesita ser enteramente purificado. La naturaleza de Dios necesita ser implantada totalmente en nuestro corazón y para esto existe la segunda obra de gracia que nosotros llamamos entera santificación donde el corazón es totalmente limpio, el yo es limpiado y el orgullo eliminado y donde el amor empieza a reinar nuestras vidas.

El corazón necesita ser llenado de Su Espíritu. Una ves limpio nuestro corazón el Espíritu de Dios empieza a fluir con total libertad en nuestras vidas y usted sabe que ese Espíritu es todo amor. La primera manifestación del fruto del Espíritu usted y yo sabemos que es el amor.

Corazón regenerado, purificado y llenado de su Espíritu es el cambio de naturaleza que Dios hace para que podamos amarnos fraternalmente. Si tu no permites que Dios haga este cambio de naturaleza espiritual en ti es imposible amar como Dios manda.

 

Siga el Ejemplo de Amor Que Dios nos ha Mostrado

9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. 11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros.

El amor de Dios se manifestó en la encarnación, crucifixión y resurrección de Jesús para salvación de nuestros pecados y para que vivamos por El. Vea como es este amor:

Es un amor expresivo. El verso 9 empieza; en esto se mostró el amor de Dios para con nosotros... Dios nos ha demostrado con hechos duros y difíciles que nos ama. Para Dios no fue fácil enviar a su hijo al mundo para que lo humillaran vilmente mas sin embargo lo envió como una expresión de amor. Nosotros como sus hijos tenemos que también ser expresivos entre hermanos, debemos dar muestras de cariño y afecto y aunque se nos haga difícil debemos expresarnos el amor, con palabras y con acciones que beneficien al otro hermano. Debemos romper el hielo y las barreras que nos impiden expresarnos. Los primeros cristianos practicaban el beso santo, yo creo que nosotros debemos practicar el abrazo santo, y porque no el beso santo? Ah pero hermano? Si te asombras es porque nuestra cultura puede mas que el amor santo de Dios. Dios quiere que nos estimulemos unos a otros, pero muchas veces hemos creado barreras entre nosotros mismos porque nuestros corazones no están limpios. Hay iglesias que hasta tienen un lugar donde se sientan los varones y otro donde se sientan las mujeres ¿para que hacen eso? Pues considero que no es por mantener el orden sino que es para evitar pecar, pero deben saber que cuando hacen eso ya están pecando o que también demuestran que en esa iglesia no hay amor santo sino pervertido o mal comprendido. Dios se metió con nosotros en Jesucristo, se revolvió con nosotros, si vino para este mundo, quiso estar con nosotros aunque eramos viles. Como hijos de Dios tenemos que expresar el amor de Dios al hermano, aunque el no sea agradable, aunque el sea difícil de tratar, aunque nos duela. Seamos expresivos y dejemos atrás eso de ser retraídos, apáticos y apagados y volvámonos vivos, efusivos, afectivos, comunicativos, abiertos y cariñosos.

Es un amor que esta dispuesto a DAR lo único y lo mas valioso que tiene. 9.......en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

Jesús es el unigénito de Dios, lo mas valioso y lo dio para salvarnos de nuestros pecados como demostración de su amor, es un amor sumamente generoso, desprendido, es un amor sin limites, sin peros, es un amor donde no existen las palabras porque se quedan cortas. Así nosotros debemos desprendernos de las posesiones y de nuestra vida misma por el bien de todos. Me recuerda a Abrahan desprendiéndose de su único y valioso hijo, me recuerda a la viuda desprendiéndose de la única dragma que tenia, me recuerda a los hermanos de la primera iglesia vendiendo sus propiedades para repartir a los demás y me recuerda al joven rico que no quiso desprenderse de sus riquezas yéndose triste porque Jesús le dijo: vende todo lo que tienes y repártelo a los pobres. No estoy diciendo que después de este sermón ustedes se desprendan de lo poquito que tienen y que lo repartan, pero lo que si digo es que tienen que estar dispuesto a hacerlo si un hermano necesita ayuda, lo que quiero decirles es que tienen que ser desprendidos de lo único y mas valioso que tengamos para bendecir a otros hermanos menos afortunados.

Es un amor que toma la iniciativa para restaurar las relaciones. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

Nuestras relaciones con Dios estaban rotas, pero el no espero a que nosotros llegáramos a El para solucionarlas, no, El quiso solucionarlas amándonos aunque nosotros eramos indiferentes con El, amándonos aunque eramos ingratos con El, amándonos aunque fuimos nosotros los que apartamos de El, pero aun así Dios nos amo antes que nosotros le amaramos a El, fue una acción de fe, de confianza en que algún momento corresponderíamos a su amor. Lo mismo debemos hacer nosotros con los hermanos: debemos perdonarles aunque sean ellos los que nos han dañado, si, porque hay hermanos que dicen: si el no me pide perdón yo no le perdono o es él que tiene que venirme a pedir perdón a mi. Si hay relaciones rotas entre dos hermanos uno tiene que tomar la iniciativa de restaurarla y ese que toma la iniciativa demuestra que esta aprendiendo de Dios.

Es un amor que actúa y no se queda inmóvil ante los problemas del hermano.

 

Usted Tiene que Haber Experimentado el Amor de Dios

16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

Las palabras hemos conocido y creído están en tiempo perfecto compuesto e indica que ellos han experimentado ya, completa y de manera correcta el amor de Dios, indica que la acción de conocer y creer que Dios les ama ya se ha llevado a cabo en sus corazones y pero que todavía continúan experimentando ese amor. No es una cuestión de que algún día yo experimentare ese amor, no ellos ya lo habían experimentado y probado y por eso no dudan de ese amor que Dios tiene por todos. Para explicar mejor esto les transcribo el testimonio de Juan Wesley:

Yendo en un barco durante una fuerte tempestad él había visto la fe y el testimonio de un grupo de familias Moravos de Alemania y supo que su fe y confianza en Dios no eran igual a la de esas personas. Después un predicador Moravo le dijo: “Predica la fe hasta que la tengas y después predícala porque la tienes”. “Tú vas a tener fe”. Y así Juan comenzó a predicar en las Iglesias de Londres.

Pero fue en una reunión del 24 de mayo en 1738, que por fin Juan recibió la seguridad de su salvación y la fe que tanto anhelaba. Escribió después en su diario: “Por la noche fui de muy mala gana a una sociedad en la calle de Aldersgate, donde alguien estaba leyendo el prefacio de Lutero a la Epístola a los Romanos. A eso de las 9 menos cuarto, mientras estaba describiendo el cambio que Dios obra en el corazón por medio de la fe en Cristo, sentí en mi corazón un ardor extraño. Sentí la seguridad de que Él había quitado mis pecados, y me había salvado de la ley del pecado y la muerte”. Esto transformó su vida, llenándola de amor y el “dunamis” (¡Dinamita!), para salir a evangelizar y transformar la iglesia y el país. Fue el comienzo de un avivamiento del Espíritu Santo que transformó a Gran Bretaña y llegó hasta América. Esta experiencia de Juan Wesley nos dice que tuvo un tiempo, un momento en la cual se llevo a cabo. Todos debemos llegar a un punto donde somos encendidos del amor de Dios, tiene que haber un punto de partida donde hemos sido tocados por Dios de manera extraordinaria, donde:

 

El Resultado?

SEA EL AMOR PERFECCIONADO

17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. 20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 21 Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.

Si el amor es de Dios ¿porqué el amor tiene que perfeccionarse en nosotros sabiendo que todo lo que es de Dios es perfecto? Lo que quiere decir es que nosotros empezamos a expresar el amor que Dios ha puesto en nuestros corazones. El amor se perfecciona en nosotros cuando empezamos a darlo a otros porque ese es el propósito por el cual Dios nos ama, por el cual Dios nos llena de amor. Dios nos llena de su amor no solo para que nos amemos a nosotros mismos sino para que lo compartamos con otros hermanos, para que lo expresemos sino es así es un amor dañino. Su amor se perfecciona en nosotros cuando se torna en amor fraternal.

Otra de las cosas que pasan cuando el amor se ha perfeccionado en nosotros es que desaparece el temor del castigo de Dios y nuestro corazón se llena de confianza para el día del juicio. ¿Tiene usted temor del día del juicio? Esa es una señal que usted no ama a los hermanos perfectamente. Porque Dios, mas que por cualquier otra cosa nos va a juzgar si amamos perfectamente a los hermanos o no.

 

conclusión

La naturaleza de Dios es amor, la naturaleza de sus hijos es amor porque llevan la simiente de El. Nuestro amor depende del amor de Dios, es el resultado de una relación con El, de una relación viva, nuestro amor fluye naturalmente del amor de Dios que hemos experimentado.

Lo mas importante en todo el universo es El amor y en el juicio se le hará el examen de amor, esperamos que todos los que me escuchan y leen hoy no salgan mentirosos, si, porque el que se hace pasar por cristiano y no ama a sus hermanos es mentiroso y los mentirosos no heredaran el reino de Dios. No piense que tiene comunión con Dios sino le tiene amor a su hermano, no nos engañemos, Dios no puede ser burlado pues la validez de nuestra relación con Dios se muestra en el amor fraternal. Pero el que ama tiene confianza para el día del juicio.

No peleen por quien tiene la razón, necesitamos amar, amarnos mutuamente, amar a todos, pues como Jesús ama así debemos amar nosotros, no es permitido amar menos que Jesús, como El es somos nosotros.

¡Que se exprese el amor entre nosotros y que fluya la vida y la paz! ¡que reine siempre el amor fraternal en esta iglesia y en todo el mundo! Cuantos dicen AMEN. ¡Amen!

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

Última actualización el Jueves, 15 de Diciembre de 2011 07:51